¿Posicionamiento natural o palatino de implantes post-extracción inmediatos en la zona estética? resultados de tres años de un ensayo controlado multicéntrico aleatorizado

The International Journal of Oral & Maxillofacial Implants 2019; 12(2):181-194

OBJETIVO

Evaluar si existe una diferencia en los resultados estéticos al colocar los implantes post-extracción inmediatos en la posición natural (donde debería haber estado el diente en relación con los dientes/implantes adyacentes) o aproximadamente 3 mm más palatalmente.

MATERIALES Y MÉTODOS

Inmediatamente después de la extracción del diente, 20 pacientes que requerían un único implante post-extracción inmediato, desde el segundo premolar al segundo premolar, fueron asignados aleatoriamente para recibir un implante colocado en la posición ‘central’ natural donde debería haber estado el diente (grupo central; 10 pacientes) o aproximadamente 3 mm más palatalmente (grupo palatino; 10 pacientes) según un diseño de grupos paralelos en dos centros diferentes. Cuando fue necesario, los sitios se reconstruyeron y los espacios entre el hueso y el implante se rellenaron con gránulos de hueso bovino inorgánico, cubiertos por barreras de colágeno reabsorbible. Los implantes se dejaron sumergidos durante 4 meses y se rehabilitaron con coronas provisionales, reemplazados a los 4 meses por coronas definitivas de metal-cerámica. Los pacientes tuvieron un seguimiento hasta los 3 años después de la carga. Las medidas que se valoraron fueron: fallas de coronas e implantes, complicaciones, estética evaluada mediante el índice estético rosa (PES), cambios en el nivel del hueso marginal periimplantario y satisfacción del paciente, registrados por evaluadores ciegos.

RESULTADOS

Tres pacientes de cada grupo abandonaron hasta 3 años después de la carga. Un implante falló en cada grupo (14%), la diferencia no fue estadísticamente significativa (diferencia en la proporción = 0,00; IC del 95%: -0,39 a 0,39; P = 1,000). Dos pacientes del grupo palatino y un paciente en posición natural tuvieron una complicación cada uno, la diferencia no fue estadísticamente significativa (diferencia en la proporción = 0,14; IC del 95%: -0,28 a 0,52; P = 1,000). Tres años después de la carga, la mediana del PES fue 12,5 (rango intercuartílico [IQR] 5,0) para el grupo central y 10,0 (IQR 10,0) para el grupo palatino, la diferencia no fue estadísticamente significativa (diferencia de la mediana = -1,5; IC del 95%: – 10,0 a 5,0; P = 0,476). Tres años después de la carga, los pacientes del grupo central perdieron 0,25 (IQR 0,40) mm de hueso marginal periimplantario y los del grupo palatino 0,20 (IQR 0,88) mm, la diferencia no fue estadísticamente significativa (diferencia de mediana = 0,15 mm; p [Prueba U de Mann-Whitney] = 0,486). Los pacientes de ambos grupos estaban igualmente satisfechos a los 3 años después de la carga tanto para la función como para la estética (ambos P = 0,699).

CONCLUSIÓN

Estos resultados preliminares sugieren que la colocación de implantes post-extracción inmediatos de 3 mm más palatinamente no mejora la estética; sin embargo, el tamaño de la muestra del presente estudio fue muy limitado, por lo que se necesitan ensayos más grandes para confirmar o rechazar los hallazgos actuales.

Síguenos en nuestras redes sociales